Mi?rcoles, 26 de enero de 2011

?Para saborear la vida hay que tener alguna pasi?n, si no ?sta ser?a un poco descafeinada y anodina. Pasiones las hay de todos los colores y gustos, desde las deportivas a las gastron?micas pasando por las taurinas, cinematogr?ficas, literarias, etc. ?Una larga retah?la de ellas en las que cualquier ser humano terminar?a, m?s tarde o m?s temprano, siendo encasillado. Hay pasiones, al menos as? lo considero yo, muy particulares, que arrastran una carga sentimental, que vienen de lejos, de la infancia o vete t? a saber. Son ?stas, en personas con sensibilidad, proclives a aflorar con el paso del tiempo, manifest?ndose y exterioriz?ndose, haciendo que los dem?s podamos tambi?n compartirlas. Sin pretender caer en ning?n an?lisis psicol?gico, cuyos conocimientos ignoro, simplemente quiero manifestar, o al menos intentarlo, que existe una predisposici?n a no ignorar de d?nde somos y venimos y por qu? algunas cosas nos apasionan m?s que otras. Pero la pasi?n tambi?n requiere esfuerzo, dedicaci?n para que no se extinga, y ah? no todos respondemos igual.

Esa pasi?n de profundas ra?ces, que viene del pasado y se manifiesta en el presente, que siempre anido en nuestro interior porque fue lo primero que vimos al abrir los ojos y seguimos viendo durante mucho tiempo, es la que algunas personas mantienen encendida durante su vida con esfuerzo y tes?n.

?Es el caso de Julio Rodr?guez-Calvarro Hern?ndez, natural de Robledillo de Gata, m?dico de profesi?n y, como a ?l le gusta llamarse, ?Hijo del Aceite?. Porque no hay mejor calificativo para alguien que, como nos cuenta en su libro del mismo t?tulo: ?nac? a escasos diez metros de la rueda de moler? de aquel? run-run que te hac?a literalmente vibrar?. La pasi?n de Julio es el aceite, ese l?quido dorado y espeso, que en nuestros pueblos de la sierra de Gata mantuvo a tantas familias a lo largo de los siglos. Esa pasi?n le llev?, en abril de 2004, a abrir el Museo del Aceite ?Molino del Medio?, luchando contra todo tipo de adversidades hasta ver realizado su sue?o. La labor de rehabilitaci?n que tuvo que llevar a cabo fue ingente y, la recuperaci?n de la maquinaria y de todos los enseres que formaban parte del trabajo diario en el molino, digna de encomio. As? consigui? que aquel molino de aceite, abocado a la ruina y a la desaparici?n, se mantuviese vivo y que hoy d?a forme parte de nuestro acerbo cultural tal como era antiguamente.

?Su? fervorosa actividad en favor el aceite y, en concreto del aceite de la sierra de Gata como producto de denominaci?n de origen, le llev? tambi?n a organizar un congreso sobre el aceite en Robledillo de Gata en el 2010, reuniendo en un municipio de apenas doscientos habitantes a expertos en la materia de reconocido prestigio.

El reconocimiento a esta pasi?n por el aceite y a esta labor, ya ha tenido eco en diversos medios como peri?dicos de tirada nacional y regional: El Mundo Magazine, ABC, el diario Hoy, el Peri?dico de Extremadura, el Norte de Castilla; as? como en medios audiovisuales nacionales y auton?micos, el m?s reciente en el programa de TVE ?Mover Monta?as?. Falta el reconocimiento de los de siempre, el institucional, tanto auton?mico como comarcal, que no han sabido apreciar y valorar esta iniciativa privada guiada por la pasi?n y el esfuerzo, y que ha contribuido a potenciar el turismo en Robledillo de Gata y su comarca, esperemos que alg?n d?a? llegue.

Cuando vayas a Robledillo y visites ?el Molino del Medio?, all? encontraras a Julio. Con voz reposada, con los mismos ojos que de peque?o vio a su padre tantas veces trajinar en la molienda, ?te contara la historia del molino, c?mo funcionaba la maquinaria, c?mo el agua mov?a la rueda, c?mo se accionaba la muela donde se mol?an las aceitunas, d?nde se prensaba y se decantaba? Te dar? un trozo de pan untado en aceite para que lo saborees, para que aprecies el resultado final de un fruto y un esfuerzo por transformarlo. Por un momento, Julio conseguir? que oigas como entra el agua del r?o en el molino y mueve las vetustas muelas, como el olor a aceite se expande entre sus centenarias paredes. Por un instante sentir?s como esa pasi?n que ?l siente por el aceite, tambi?n se desata en tu interior porque alguien ha sido capaz de transmit?rtela y compartirla contigo.

?

?

?

?

?????????????????????????????????????????????????????????????????? Juan Carlos Garc?a Delgado

?

?

?

????????????????

?


Publicado por JCardel @ 16:33
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios